Los 4 pintores más importantes de Andalucía

Si algo resalta en Andalucía además de su rica historia y la belleza de sus lugares, es su cultura relacionada con las artes, en especial con la pintura. En distintas partes del territorio andaluz han nacido pintores cuya importancia ha traspasado sus fronteras.

Te presentamos a los 4 pintores más importantes de Andalucía elegidos por su marcado legado en el arte de España y el resto del mundo.

Diego de Silva Velázquez, el más antiguo de Sevilla

Diego de Silva Velázquez nació en Sevilla en el año 1599, es uno de los pintores más importantes de Andalucía, gracias al legado impresionante que ha dejado. Fue bautizado en la iglesia de San Pedro, el 6 de junio de 1599; sus padres Doña Jerónima Velázquez y Don Juan Rodríguez de Silva eran parte de familias acaudaladas y descendientes de la nobleza.

Aunque su infancia transcurrió en Sevilla poco fue lo que de ella plasmó a través de su arte, inclinándose en su inicio a la filosofía, las letras y las lenguas, a lo que se sumó la educación recibida de jesuitas, pero su vena artística siempre estuvo latente y dio sus primeros pasos en ella a la temprana edad de 10 años. 

Sus primeros estudios en el arte fueron realizados con el Maestro Francisco de Herrera el Viejo, y un año después asistió al taller de Francisco Pacheco. En su juventud fue nombrado pintor del rey Felipe IV y pasó luego a ser pintor de cámara. Su carrera transcurrió en este cargo, se dedicó a realizar obras que ambientaron las distintas residencias reales

Hizo distintos viajes a Italia para estudiar pintura y especializarse en distintos estilos, lo que influyó en la manera como plasmaba sus obras, la luminosidad en ellas, y la definición de los contornos así como de los detalles y sombras.

En total son casi 130 obras que lo dieron a conocer como uno de los más destacados pintores de Andalucía, hasta su muerte en 1660, en el Museo El Prado reposan la mayoría de sus obras.

Entre las piezas más importantes destacan “Las Meninas”, “La rendición de Breda”, “La venus del espejo” y “Las hilanderas”, “El triunfo de Baco”, “Vieja friendo huevos”, “Santo Tomás”, “La Infanta Margarita” y “La fragua de Vulcano”.

Bartolomé Esteban Murillo Pérez, el pintor de las iglesias

También nacido en Sevilla en el año 1617, hijo de Don Gaspar Esteban y Doña María Pérez Murillo; Bartolomé Esteban Murillo es otro de los pintores más relevantes de Andalucía, desde niño se interesó en las artes plásticas, fue incorporado al taller del maestro Juan del Castillo hasta.

En el año 1645 fue elegido para realizar los lienzos que decoraban el claustro de San Francisco el Grande, abriéndose desde entonces a trabajar figuras marianas y religiosas. 

Sus obras en España están expuestas en el Museo El Prado, fuera de sus fronteras son exhibidas en la Galería Nacional de Arte de Washington y el Museo del Louvre.

Sus creaciones más notables son la serie de Santa María la Blanca, “La Inmaculada Concepción”, “El martirio de San Andrés”, “Niño espulgándose”,  Los niños jugando a los dados”, “Vendedores de frutas”, “Tres muchachos”, “El milagro de la piscina” y “El sueño de Patricio”.

Juan de Valdés Leal, obrador barroquismo expresivo

Juan de Valdés Leal nació en Sevilla en el año 1622, sin lugar a dudas es uno de los pintores más importantes de Andalucía y el mundo, especialmente del arte barroco.

Hijo de Fernando de Nisa y Antonia de Valdés Leal. Su formación como artista se dio entre su natal Sevilla y Córdoba; siendo en esta última uno de los estudiantes más destacados de la escuela de Antonio del Castillo. 

Sus primeras obras las realizó en su propio taller, y tras volver a su ciudad natal fue encargado de producir distintas pinturas para el Convento de Santa Clara en Carmona, luego de ello regresó a Madrid, tras un tiempo decidió mudarse a Sevilla nuevamente, esta vez de forma definitiva.

En distintos momentos de su prominente carrera mantuvo una fuerte competencia con Bartolomé Esteban Murillo; tras la muerte de éste, Valdés pasa a ser el pintor más destacado de Sevilla.

Las piezas barrocas de Juan de Valdés Leal tenían una tendencia dramática y expresiva, resaltan en ella lo grotesco, con gran notoriedad del movimiento y un colorido brillante bien iluminado.

Realizó numerosas piezas, entre las que destacan la “Las tentaciones de San Jerónimo”, “La flagelación de San Jerónimo”, “In ictu oculi”, “Finis gloriae mundi”, “La retirada de los sarracenos” “la exaltación de la cruz “, “San Fernando arrodillado”, “Jesús disputando con los doctores”, “San Miguel Arcángel”, “Juicio de las postrimerías”, “San Juan Bautista”, “La Inmaculada Concepción” y “Cristo flagelado”.

Pablo Ruiz Picasso

Nacido en Málaga en 1881, Pablo Ruiz Picasso era hijo de Doña María Picasso López y Don José Ruiz Blasco. Desde muy temprano dio sus pasos en el dibujo y la pintura, actividades que heredó de su padre.

Es indiscutiblemente uno de los pintores más prominentes de Andalucía, aunque no volvió a ella luego de cumplir 20 años. 

Dos museos en su honor fueron abiertos en Málaga, uno reposa en su casa natal; en ambos están expuestas sus obras así como en otros museos en España y el mundo, Museo Reina Sofía de Madrid, el MoMa de Nueva York y la Galería Tate en Londres, entre ellos.

Las vivencias de su infancia, incluyendo la tauromaquia, amistades, lugares de Málaga, familiares y amigos, fueron parte de la inspiración para sus obras. Vivió en Sevilla, Barcelona, Madrid y París, donde murió. 

Entre sus obras más fascinantes están “El Guernica”, “Tres palomas”, “Las Señoras de Avignon”, “Acróbata”, “El sueño”, “La Mujer que Llora”, “Chica frente al espejo”, “Don Quijote”, “Dos mujeres leyendo”, “Picador amarillo” y “Los tres músicos”.

Ruta de Picasso en Andalucía

Sin lugar a dudas la mejor forma de conocer a Picasso es recorrer Málaga, el genio de las artes no solo fue un andaluz de nacimiento, sino que gran parte de su infancia sucedió en estas tierras. Te contamos todo sobre la Ruta de Picasso en Andalucía.

¿Por qué un ruta?

Picasso nació en Málaga el 25 de octubre de 1881, 10 años después se mudó con su familia a La Coruña, y de ahí en pocos años a Barcelona. Al marcharse de la tierra que lo vio nacer regresó en cinco ocasiones para disfrutar de ella, 4 veces en verano entre 1895 y 1899, y su quinta visita fue su despedida de Málaga en el invierno de 1900.

La Ruta de Picasso por Andalucía es la mejor forma de conocer las vivencias y las huellas dejadas por Pablo Ruiz Picasso en su tierra natal, y al mismo tiempo comprender de mejor forma muchas de sus inclinaciones artísticas.

Una ruta muchos recorridos

La Ruta Picasso en Andalucía hace varios recorridos, te la presentamos para que la incluyas en tu itinerario:

Primera parada: La Casa Natal de Picasso

La primera visita es a La Casa Natal de Picasso, está en la Plaza de la Merced, aunque en el momento de su nacimiento era llamada Plaza de Riego; sus primeros años transcurrieron en esta casa y otra cercana a la misma plaza. 

La casa donde nació Picasso es hoy la Fundación Casa Museo de Pablo Picasso; en ella verás algunas obras del artista y libretas de bocetos; también objetos que fueron de su propiedad o pertenecieron a su familia.

Plaza de la Merced y sus cercanías, el segundo punto a recorrer en la ruta

Al salir de la casa, la ruta nos lleva hacia la Plaza de la Merced, tal como hacía Picasso en su infancia, aunque la estatua que hallarás es del artista siendo un adulto, es la viva muestra de lo que pasaba en su infancia.

Ahí jugaba con sus amigos y se sentaba a dibujar, su tema principal eran las palomas que había en el lugar, a las que solía alimentar y corretear, estás  han inspirado varias de sus obras, la más famosa “Tres palomas”.

El lugar del Bautismo: Iglesia Santiago Apóstol

La siguiente parada es hasta la Iglesia Santiago Apóstol, siempre estuvo vinculada a la familia y su fe, acá se casaron sus padres y él fue bautizado, podrás ver el acta original del bautizo del artista y su extenso nombre.

Casa de la familia Blasco-Alarcón, un lugar frecuentemente visitado por Picasso

Estaba ubicada en el número 6 de la calle Tejón y Rodríguez de Málaga, era frecuentemente visitada por Picasso y su familia, en ella se celebró la fiesta de su bautismo, fue siempre la vivienda de sus padrinos.

Escuela de artes de San Telmo

Ubicada en el hoy el ateneo de la ciudad de Málaga, el padre de Picasso fue profesor en esta, era frecuente ver al niño en sus instalaciones , aunque nunca estudió ahí, siempre habló del atractivo del sitio y lo ideal que era para inspirarse.

Museo y Archivo Municipal, uno de los lugares más frecuentados por Picasso

El Museo Municipal de la ciudad en la Calle San Agustín es el siguiente punto para adentrarse en esta ruta; el lugar recibió durante muchas oportunidades a Picasso, su padre trabajaba en él como conservador, también tenía ahí su taller de pintura, era frecuente ver dibujando en el sitio al pequeño Picasso, incluso se dice que sus primeros pasos formales en las artes se dieron aquí.

La primera escuela de Picasso: Colegio de San Rafael

La primera escuela donde estudió Picasso fue el Colegio San Rafael, es la siguiente parada; estaba ubicado en el número 18 de la Calle Comedias, hoy es un bloque habitacional. Es fácil imaginar el recorrido por estas calles con  Picasso en compañía de su criada, Carmen Mendoza, quien fue una de sus primeras modelos.

La Plaza de Toros

Conocida como la Malagueta, la plaza de toros fue un lugar frecuentado por Picasso en su niñez. Desde pequeño mostró su fascinación por la tauromaquia, solía asistir con su tío y su padre, no es un secreto que varias de sus obras fueron inspiradas por esta actividad como su famoso oleo “El Picador amarillo”, el primero que pintó; “La corrida”, “Caballo corneado” y “El matador”.

El Puerto y el casco central histórico de Málaga

Los puntos siguientes de parada son el puerto y sus playas, pasando por el casco central histórico de la ciudad, eran sitios que en su niñez Picasso visitaba con frecuencia y a los que volvió en sus visitas a la ciudad luego de mudarse, el Barrio el Perchel donde vivía su abuela materna era uno de los más frecuentados por él

En sus obras están plasmados el amor y la admiración por estos lugares andaluces, “Vista del puerto de Málaga” y “Opera Prima” son excelentes ejemplos, al igual que en las obras cubistas de bodegones; así como las de temas como cenacheros y flamencos. 

Liceo Científico, Literario y Artístico

Ubicado en la calle Marqués de Valdecañas donde actualmente está el Conservatorio de Música, antes quedaba el Liceo Científico, Literario y Artístico, lugar donde Picasso compartió distintos momentos de admiración con la élite artística de Málaga, una gran fuente de inspiración para él, su obra “Ciencia y Caridad” fue aclamada en este recinto.

Instituto Ganoa, el adiós de Picasso a Málaga como hogar

En el Instituto Gaona fue la escuela secundaria de Picasso, en este sitio presentó el examen por el que fue admitido para estudiar en La Coruña. 

Museo Pablo Picasso, la última parada de la ruta

En el Palacio de Bellavista está el Museo Picasso Málaga, el sueño hecho realidad del artista de que su obra fuese inmortalizada en un lugar exclusivo en su Málaga natal. Acá podrás apreciar más de 200 obras del artista y conocer más sobre los distintos estilos adoptados a lo largo de 8 décadas de carrera, para cerrar una completa ruta picassiana por la Málaga andaluza.

Picasso y Málaga unidos por siempre

Picasso y Málaga sin duda estarán unidos por siempre, las diferentes obras hechas por el artista malagueño así lo ponen de manifiesto, incluso, es aceptado afirmar que Málaga está llena de hitos, obras del pintor. 

La vida de Picasso estuvo marcada por la ciudad de Málaga, y Málaga sin lugar a dudas está marcada por las huellas del artista. Te contamos todo sobre esta relación simbiótica de gran relevancia cultural y turística.

Un nacimiento que dio origen a la eternidad

De la unión de Doña María Picasso López y Don José Ruiz Blasco, en la iglesia de Santiago de Málaga en diciembre de 1880, nació,  en la misma ciudad el 25 de octubre del año siguiente, Pablo Ruiz Picasso, uno de los artistas plásticos más importantes del siglo XX.

El trabajo de Picasso desde temprano lo convirtió en referencia del mundo de las artes  en toda España y el resto del planeta, sus nuevas tendencias eran impresionantes, aun para los más conservadores, mitigando cualquier duda sobre su talento al conocer su trabajo.

Una simbiosis de huellas que beneficia a la cultura y las artes

La vida y obra de Picasso en Málaga ha dejado profundas huellas en el arte, lo mismo hizo su natal Málaga en la vida del artista, marcando en su primera década de existencia, un amor profundo por su ciudad, sus lugares, su gente y costumbres, 

Tan grande fue su amor por la tierra malagueña, que desde siempre mostró en público sus afectos por ella, y expresó su deseo de tener un espacio para mostrar sus obras, esto es hoy un sueño cumplido por partida doble con los Museos  Pablo Picasso y Casa Natal.

Durante los 10 primeros años de vida de Picasso comenzó a crear sus primeros dibujos, dicho por el mismo también se convirtió en un fanático de la tauromaquia, pasión heredada de su padre así como su vena artística.

Una parada para conocer más de Picasso: La Casa Natal 

La casa natal de Picasso fue convertida en un museo, y es una parada obligatoria cuando se busca conocer de cerca la vida del artista, hoy llamada Casa Museo de Pablo Picasso, la vivienda donde nació y creció durante su temprana infancia, está situada en el número 15 de la Plaza de la Merced de Málaga.

Desde hace casi cuatro décadas fue nombrada como Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional, hoy funciona en ella la Fundación Picasso Museo Casa Natal, una institución fundada en 1988 por el Ayuntamiento de Málaga.

En el Museo Casa Natal de Pablo Picasso se encuentran exhibidas distintas obras del artista y algunos objetos que fueron parte de sus pertenencias personales; igualmente son mostradas y preservadas piezas de distintos usos, propiedad de su familia en exposiciones temporales y otras permanentes.

Una muestra única

Este lugar da a sus visitantes un recorrido iconográfico a través de fotografías, por el estilo de vida bajo el que creció el artista malagueño y una sala recreada tal como la tenía la familia; la biblioteca y continuas actividades culturales, completan la oferta a sus visitantes.

En la visita se podrás observar algunos bocetos y libros preparatorios de obras culminadas por el artista, libros ilustrados por Picasso, una colección litográfica de 238 piezas, casi 3 docenas de piezas de cerámica creadas por Picasso, así como piezas de distintos tipos de otros artistas. En total son más de 4000 elementos que se exhiben en el recinto.

Museo Picasso Málaga, un lugar donde sus huellas se acentúan

El Museo Picasso de Málaga está ubicado en el número 8 de la Calle San Agustín, justo en el Palacio Buenavista; fue inaugurado en el 2003; es recinto de más de 230 obras del artista, la materialización de su deseo expreso de tener en su Málaga natal, un sitio con su legado. 

Colección que dejan apreciar estilos diversos

Ocho décadas de trabajo son presentados en sus salas de exposiciones, cada una recopila distintos estilos y disciplinas usados por Picasso para crear sus obras: Damas y Caballeros compila obras hechas por el artista entre los años 1894 y 1906; Las obras del Cubismo referente a los cuerpos datadas de 1906 a 1914;  sin abandonar el Cubismo, pero referido a los Bodegones, se exponen las obras hechas por Picasso desde 1911 hasta 1920.

Las piezas hechas desde 1922 hasta 1923 se recogen en la colección Clasicismo Moderno, mientras que en la colección de Modelos, bañistas y mujeres desafiantes están agrupadas las distintas piezas hechas por Picasso entre 1927 hasta 1933, en parte de estos mismos años (años 1928 – 1932) produce sus obras de Metamorfosis y Abstracciones.

El minotauro y otros monstruos son el trabajo del artista desde 1933 hasta 1937; y en una dualidad de estilos, entre los años 1934 hasta 1939 se dan las piezas de la colección Miradas implacables; entre el año 1936 y 1943 las obras son pertenecientes a La anatomía del terror, y en una mirada medianamente antagónica, desde 1945 hasta 1949 están las obras de la colección Rostros de guerra y paz.

Las piezas de Bestiario fueron creadas entre 1941 y 1957, en un vuelco total del artista el tema de Paisajes carnales fue producido desde 1944 hasta 1971, el de Regreso al mediterráneo es desarrollado en 1948 hasta 1960, el nombre de Miradas familiares fue el dado a la colección hecha entre 1964 y 1965.

El niño sabio es la agrupación de las obras hechas por Pablo Picasso entre 1970-1972, y algunas piezas elaboradas entre 1931 y 1962 las incluyó en su colección Hecho de tierra, trabajando la escultura de forma paralela.

Hay piezas que no puedes dejar de observar al visitar este museo como las pinturas: Mujer en un sillón (Françoise Gilot), Bañista, Acróbata, el Retrato de Lola,  Bodegón como minotauro y paleta, Busto de hombre, el Retrato de Paul con gorro blanco, Cabeza de mujer (Dora Maar), Tres Palomas, La Siesta, Las Tres Gracias y Mosqueteros con espada; o las cerámicas Mujer e Insecto. 

Las estatuas y esculturas más famosas de Andalucía

La riqueza artística e histórica de Andalucía la ha hecho prominente, en todas sus ciudades podemos encontrar estatuas y esculturas que muestran los distintos diseños y estilos artísticos experimentados a lo largo de los años, algunas fueron hechas con fines ornamentales, otras tienen un legado histórico y cultural que contar. 

En este post te dejaremos conocer las estatuas y esculturas más famosas de Andalucía, disfruta la lectura y no olvides conocerlas cuando viajes a territorio andaluz.

La Paloma quiromántica 

El malagueño José Seguiri es el artista encargado de esculpir esta obra; inspirado en los dibujos de Rafael Pérez Estrada, rinde tributo a este escritor a través de su obra hecha en bronce; la mitad de ella es una paloma y la otra mitad una mano abierta, ambas imágenes fusionadas sobre un sobre pedestal de mármol. La obra está ubicada en la Calle La Bolsa de Málaga, fue inaugurada en el 2001. Es una de las más famosas y está en pleno centro histórico de Málaga, lo que la ha popularizado, haciendo que propios y visitantes pasen a admirarla y fotografiarla.

La Estatua de Pablo Picasso

Desde el 2008 en plena Plaza de la Merced de Málaga, frente a la Casa Natal del propio Pablo Picasso se puede ver esta estatua que le honra. Es sin duda una de las más famosas en toda Andalucía. Propios y visitantes tienen fotografías sentados con ella. La obra viene de manos del escultor malagueño Francisco López Hernández, está hecha en bronce y representa al artista sentado en un banco de mármol, en sus manos sostiene una libreta y un lápiz.

Estatua Homenaje al Rey Alfonso XII

La estatua del Rey Alfonso XII, ubicada en el mirador del Balcón de Europa de Nerja, es una de las más famosas de Andalucía, fue inaugurada en 2003, de pie y con una mano apoyada en la baranda, “El Pacificador” resulta atractivo para los visitantes quienes se muestran siempre entusiastas para fotografiarse a su lado o abrazados a él. La escultura hecha de bronce por el artista Francisco Martín, es una joya de Andalucía.

Estatua de Alí al-Attar 

Esta estatua de Alí al-Attar está ubicada en Granada, es una de las más populares y admiradas de Andalucía, la obra hecha en bronce, parece custodiar Loja desde el mirador, el honorable guerrero musulmán tienen una imagen imponente, no se podía esperar menos al hablar de uno de los caudillos militares más legendarios del imperio nazarí.

La Mujer del Almanzora

Sin lugar a dudas es una de las esculturas más famosas y la más monumental de Andalucía, está formada por 84 bloques de mármol, y mide más de ochenta metros cúbicos, es una de las obras maestras del escultor español Antonio López, no por nada este ha sido catalogado como el maestro del realismo español. Está ubicada en el Museo Casa Ibañez de Almería.

Salomón Ben Gabirol

Esta escultura de cuerpo entero representa al pensador judío Salomón Ben Gabirol, un homenaje al malagueño como reza su placa identificativa,  que señala el lugar y fecha tanto del nacimiento como de la muerte del pensador. El honor es bien merecido por uno de los más importantes eruditos de la edad medieval, está ubicada en la Alcazabilla de Málaga. La pieza es obra del escultor americano americano Hamilton Reed, está hecha de bronce y fue creada en el año 1969.

La Diosa Gades 

La escultura la Diosa Gades es identificativa de la ciudad de Cádiz, fue hecha en 1948 por el escultor gaditano Juan Luis Vassallo, representa a una bañista que mira hacia el horizonte, cubriendo su frente con la mano para protegerse del sol, su toalla colgando es notoria. El escultor quiso representar en ella la belleza de la ciudad y todo lo que brinda.

El Rapto de Europa

En la entrada al pueblo de Nerja se deja ver la  escultura del Rapto de Europa, realizada en 1986 por el escultor cordobés Aurelio Teno. Uno de los monumentos escultóricos más famosos de Andalucía por la inspiración mitológica, representando el rapto de Europa, la hija de Agenor, personaje de la mitología griega bien valorado en Andalucía

Monumento escultórico a los bancos-biblioteca 

Este monumento escultórico está en el centro de Isla Cristina, en el Paseo de las Palmeras, una escultura de un banco con azulejos sobre el que está sentada la figura en bronce de un hombre leyendo, un homenaje a la alta funcionalidad y buena cultura que dejaron los antiguos bancos de biblioteca lleno de libros, que en tiempos pasados estaban dispuestos en este paseo, la escultura es famosa, y es común encontrar fotos y videos de visitantes sentados en ella en poses muy divertidas. 

Escultura del Cenachero

Se trata de una escultura hecha en bronce, realizada en 1968 por el malagueño Jaime Fernández Pimentel, como su nombre lo dice, representa a un personaje popular de Málaga, el Cenachero, un vendedor ambulante de pescado que recorría las calles de la ciudad con sus cenachos llenos de boquerones vitorianos, sardinas, jureles y chanquetes. La pieza deja apreciar el vestuario que tradicionalmente usaba el cenachero: Un fajín, un sombrero y colgando sus cenachos, está situada en la Plaza de la Marina de Málaga y se ha vuelto tan popular como el cenachero en sus tiempos.

Platero

Este burrito es una escultura de las más afamadas en Andalucía, un homenaje bien apreciado a Platero, el burrito de la importante obra lírica “Platero y Yo” escrita por Juan Ramón Jiménez. La pieza escultórica es del artista Jaime Fernández Pimentel, hecha en el año 1968  utilizando bronce para esculpirla. Platero está en el Parque de Málaga.

Manolete

Se trata de un busto de bronce sobre un pedestal de piedra blanca, que rinde tributo al famoso torero Manuel Rodríguez, “Manolete”, una de las leyendas más grandes de la tauromaquia. La pieza hecha por el escultor Amadeo Ruiz del Olmo en 1972, está en los Jardines de Santa Margarita muy cerca de la plaza de toros donde Rodríguez perdió la vida en  1947 mientras toreaba.

Los 7 museos más interesantes para visitar en Córdoba

Córdoba cuenta una gran cantidad de museos con temáticas variadas, que ofrecen a sus visitantes distintas actividades diversas. Te dejamos esta lista con los 7 museos más interesantes para visitar en Córdoba, estamos seguros de que querrás incluirlos en tu próxima visita al territorio cordobés.

Museo de Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes de Córdoba, es sin duda uno de los más notables e interesantes de la localidad, está ubicado en el número 1 de la Plaza del Potro, fue creado en 1844. 

Está lleno de colecciones variadas, distribuidas en 6 salas, en las que se incluyen pinturas religiosas, obras sobre papel, pintura del siglo XIX y XX, existen piezas únicas de arte cordobés. Te recomendamos que no dejes de contemplar las obras “Colón saliendo de la mezquita” de Rafael Romero, “Ascensión del Señor” de Pedro Duque, “El sacrificio de Isaac” de Antonio del Castillo Saavedra y “Santísima Trinidad” de Agustín del Castillo.

Las entradas al museo son gratuitas para los ciudadanos europeos; los otros continentes pagan un módico valor de 1,50 euros. Los días de visita son de martes a domingo, con horarios que varían durante el año.

Del 1 de julio al 31 de agosto las visitan son desde las 09:00 hasta las 15:00 horas, del 1 de septiembre al 30 de junio los horarios son de martes a sábado desde las 9:00 horas hasta las 21:00; los domingos y festivos de labora hasta las 15:00.

Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba

Si de museos interesantes se trata, esté es uno de los más nombrados, abierto desde 1965 el museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba es uno de los más completos en su tipo. Este espacio es responsable de investigar, preservar y difundir los restos materiales que forman parte del patrimonio arqueológico de Córdoba en sus distintas etapas históricas.

Son ocho salas y tres patios las que forman este recinto, donde se exponen numerosas piezas y elementos arqueológicos. Podrás observar la Estela de Ategua, Afrodita agachada y los Relieves de alabastro inglés entre cientos de muestras de arte y arqueología.

Los amantes del arte y la historia pueden visitar este museo pagando solo 1,50 euros por la entrada. Del 1 de julio al 31 de agosto los horarios de visitas son de martes a domingo, y festivos desde las  09:00 hasta las 15:00 horas. Del 1 de septiembre al 30 de junio, se labora de martes a sábado de 09:00 hasta las  21:00 horas; los domingos y festivos de 09:00 hasta las  15:00 horas.

Museo Casa Ramón García Romero

El Museo Casa Ramón García Romero está situado en la Plaza Agrupación de Cofradías, es otro de los más interesantes de Córdoba; se trata de un museo-casa que muestra el uso de la piel para hacer trabajos artísticos, enalteciendo las artes suntuarias. Es un lugar único con 5 salas repletas de interesantes  obras, “El árbol de la vida” y el “Poema a Córdoba” son solo una referencia de la riqueza que en él se contiene. 

Las entradas son gratis, y las visitas son de martes a sábado desde las 11:00 hasta las 14:00 horas y desde las 16:30 hasta las 20:00 horas. Los domingos las visitas son desde las 11:00 hasta 14:00 horas.

Museo de Julio Romero de Torres

Este recinto está lleno de piezas de arte interesantes realizadas por su epónimo. Fue inaugurado en 1931, expone en 6 salas los distintos trabajos del artista. 

En el recinto se resguardan obras como a Chiquita Piconera, Naranjas y Limones, Monja, Cante Hondo, Poema a Córdoba y Viva el pelo. 

Los horarios son del 16 septiembre al 14 junio, de martes a viernes desde las 8:15 hasta las  20:00 horas, los sábados de 9:30 a las 18:00 horas; el domingo de 8:15 hasta las 14:45 horas. Del 15 junio al 15 septiembre las visitas son de martes a domingo con horarios de 8:45 hasta las 15:15 horas. Las entradas varían entre 2,45 euros y un máximo de 4, 50 euros, dependiendo la edad de los visitantes.

Museo Taurino

Este museo temático es otro de los más interesantes en Córdoba, está ubicado en la Plaza Maimónides, abrió sus puertas en el 2014. Es un tributo a la tradición taurina cordobesa donde se reúnen, exhiben y resguardan piezas únicas del patrimonio del arte taurino.

Manolete, Lagartijo, Machaquito, Guerrita y Manuel Benítez son homenajeados en distintas piezas que incluyen trajes de luces, carteles de feria, fotografías, grabados, esculturas, pinturas e instrumentos de lidia que acercan a los visitantes esta actividad tan propia de la cultura local. 

Las entradas cuestan 2 euros, los horarios de visitas son del 16 de Septiembre al 14 de Junio, de martes a viernes  desde las  8:15 hasta las  20:00 horas, sábados de 9:30 hasta las 18:00 horas, los domingos y festivos desde las 8:15 hasta las 14:45 horas. Del 15 de Junio al 15 de Septiembre el horario de visitas es de martes a domingo y los festivos, desde las 8:45 hasta las 15:15 horas

Museo Vivo de Al-Ándalus

Conocido también como el museo de la Torre de la Calahorra, tiene 8 salas en las que representaciones a pequeña escala de los lugares más importantes de los tiempos de Al-Ándalus y distintas actividades hechas durante el imperio musulmana son presentadas a sus visitantes.

Las entradas cuestan un máximo de 4,50 euros. Los horarios de visitas del 1 de octubre al 30 de abril son de lunes a domingo de 10:00 a las 18:00 horas, y del 1 de mayo al 30 de septiembre toda la semana desde las 10:00 hasta las 14:00, y de 16:30 a 20:30 horas. 

  1. Al-Iksir, el Museo de la Alquimia

Este museo temático es el primero en su tipo en España, resulta muy interesante; sus exposiciones presentan la evolución y los aportes de esta disciplina. Objetos de prácticas alquimistas, herramientas y recetas son expuestos en sus salas.

Las visitas tienen horarios de lunes a domingo desde las 10:00 hasta las 20:00 horas, las entradas tienen un valor de 6 euros.

Historia de la Sinagoga de Córdoba

La Sinagoga de Córdoba es la única construcción en su estilo en toda Andalucía. Edificada en los tiempos medievales, es ícono de la civilización judía en esta ciudad. 

Construida al estilo mudéjar hace más de 700 años, y conservada en excelente estado hasta nuestros días, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994. Es un recinto espectacular del que hay muchas historias que contar. ¡Disfruta la lectura!.

Los orígenes de la Sinagoga de Córdoba

La Sinagoga de Córdoba fue construida en el año 5075 del Calendario Judío, lo que deja datar su origen en el año 1315 del calendario gregoriano. La construcción se levantó a solicitud del Alarife Isaq Moheb, según la inscripción fundacional.

El recinto religioso fue utilizado de forma activa por los judíos de Córdoba desde su construcción, hasta 1492 cuando los Reyes Católicos en pleno ejercicio de su poder imperial dictaron el Edicto de Granada, un documento de carácter oficial que ordenaba el abandono de las tierras castellanas (en las que Córdoba estaba incluida), por todos los practicantes de judaísmo.

Edificio transformando tras ser abandonado

Tras el abandono de la Sinagoga, forzado por las órdenes de la corona, el templo fue puesto a disposición de las autoridades cordobeses, dictaron estas, que en él se crea el Hospital de Santa Quiteria, administrado por el Cabildo de Córdoba.

En el año 1588 el recinto sagrado que había sido convertido en un centro para la salud, pasó a ser una pequeña iglesia, nombrada como la Ermita de San Crispín y San Crispiniano. 

Dos siglos después se realizó una modificación de su estructura con la construcción de una bóveda en la sala de oración, tras ello se agregaron retablos, pinturas, murales y algunas imágenes escultóricas católicas. Finalizando el siglo XIX funcionó en el recinto una escuela de párvulos.

La aparición de la ficha de fundación

Luego de unos trabajos iniciados en 1876 para realizar reparaciones al recinto religioso, fue descubierta parte de una inscripción hebrea en el año 1884, al ser revisada por expertos en arqueología, se determinó que se trataba de la ficha fundacional de la Sinagoga de Córdoba. 

Tras el descubrimiento y la confirmación del hallazgo, el lugar fue cerrado y quedó protegido como Monumento Nacional, iniciando entonces el retiro cuidadoso de las imágenes, pinturas, retablos y demás elementos cristianos, para redescubrir los objetos y la estructura original de la sinagoga, dejando aparecer poco a poco elementos judíos pertenecientes a la construcción judia.

Los trabajos de restauración se fueron dando progresivamente, y el templo fue abierto de nuevo en el año 1985. Al ser parte del Centro Histórico de Córdoba, la Sinagoga fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1994. Aunque se daban por terminados los trabajos, una nueva restauración fue necesaria tres décadas después, llevando a cerrar la sinagoga en el año 2017. 

Los trabajos realizados incluyeron la colocación de nuevas ventanas, y la limpieza de ornatos de yeso que estaban cubiertos con cal y otros materiales de construcción, se mantienen funcionando desde octubre de 2018.

La Sinagoga de Córdoba hoy, lo que disfrutan los visitantes

Hoy en día la Sinagoga de Córdoba es uno de los lugares más visitados y atractivos para turistas, su carga histórica y cultural lo coloca como un sitio de alto interés para visitantes nacionales y extranjeros que se acercan a Andalucía; su apariencia original fue recuperada en su totalidad y no parece que por ella haya pasado algo más que el tiempo.

La entrada a la Sinagoga está en la fachada, se compone de una puerta y dos ventanas, al acceder al templo se observa el habitáculo y una escalera de que permite acceder a la galería de mujeres, si se va a esta, se puede apreciar sus arcos decorados, inscripciones en hebreo bastante llamativas y patrones geométricos marcados en ellos.

Quienes deciden no subir la escalera se encuentran con el Mikvé, donde se realizaban los rituales y baños de purificación, sus enormes pilas de cuerpo entero, aunque no son las originales, permiten la interpretación fiel de cómo funcionaba la sinagoga en sus tiempos de edificación.

La sala de oraciones es la más prominente de la sinagoga, en ella se sitúa el tabernáculo, es el lugar de mayor importancia religiosa, y finalmente el patio donde muros de elevada altura bordean el recinto, un lugar lleno de calma y apacibilidad.

¿Dónde queda la Sinagoga de Córdoba?

La Sinagoga de Córdoba está situada en la Avenida de Conde Vallellano, su ubicación privilegiada en la Calle Judíos bajo en número 20, da acceso rápido y seguro a los visitantes, además su aspecto llamativo hace inequivoco encontrarla.

¿Cuánto cuesta la entrada?

La entrada a la Sinagoga es gratuita para los residentes españoles y europeos, las personas de otros sitios deben cancelar 0,30 euros, realmente un valor bajo para el simbolismo e importancia del lugar. 

¿Cuáles son los horarios de visita a la sinagoga?

Los horarios de visita varían durante todo el año; desde el 16 de septiembre hasta el 15 de junio la entrada es a las 9:00 de la mañana y el cierre a las 7:00 de la noche; de martes a sábado; los domingos y festivos el cierre es a las 3:00 de la tarde.

Llegado el 16 de junio hasta el 15 de septiembre la entrada sigue siendo a las 9:00 de la mañana, pero el cierre es a las 3:00 de la tarde, de martes a domingo. Todos los lunes del año el lugar está cerrado para su mantenimiento.

La Sinagoga es un lugar cargado de historia que se cuenta muy bien a través de sus elementos, un espacio cultural importante que se relaciona con el valor de Córdoba y Andalucía como lugares de alta preferencia para el turismo.

Tour por los Palacios Nazaríes de Granada

Los Palacios Nazaríes son un conjunto arquitectónico ubicado en Alhambra, desde que fueron construidos han estado cargados de historia, arte y cultura, volviéndose interesantes para quienes disfrutan del turismo, en este post te dejamos toda la información para que realices un tour por ellos y aproveches tu visita al máximo.

Un conjunto arquitectónico para la vida y la administración del imperio musulmán

Los Palacios Nazaríes fueron la residencia habitual de los sultanes de Granada durante el imperio musulmán. Estos recintos son parte del antiguo Palacio Real, un conjunto en la Alhambra con tres zonas independientes: Mexuar, el Palacio de Comares y el Palacio de los Leones, todos pueden ser visitadas en un tour y disfrutar de sus instalaciones cargadas de historia.

Poder recorrer en la actualidad estos espacios en un tour, es ir en un viaje imaginario por siglos pasados, construyendo imágenes de cómo era el estilo de vida llevado en sus distintas zonas, sin duda un delicioso paseo para los amantes del turismo histórico y cultural.

¿Hoy vamos a los Palacios Nazaríes gracias a los Cristianos?

Los Palacios Nazaríes como su nombre lo indica, fueron levantados por el imperio musulmán, bajo el estilo arquitectónico del momento: Nazarí.

Se afirma que las construcciones datan de antes del siglo XIV, y los cambios en su estructura se debieron a la libertad otorgada por el Islam de que nada debe perpetuarse en el tiempo; por lo que cada sultán era libre de levantar su propio palacio, así fue ocurriendo para demostrar su poderío, esto explica muy bien por qué edificaciones monumentales fueron levantadas.

Con la llegada del cristianismo cuando los Reyes Católicos ascendieron al poder, muchas edificaciones fueron destruidas, otras como este palacio real fueron ocupadas, preservando su estructura y agregando pocas reformas, que daban pinceladas renacentistas a la arquitectura nazarí.

Es gracias a los Reyes Católicos que hoy día se puedan realizar visitas hacia estas estructuras arquitectónicas de imponente belleza, y elevado el valor cultural y arquitectónico.

¿Cómo realizar un Tour por los Palacios Nazaríes?

Puedes realizar el tours en el día o la noche, el coste de la entrada es de 7 euros en el día y para las visitas nocturnas debes pagar 8 euros.

Los Palacios Nazaríes están abiertos de lunes a domingo, en primavera y verano desde las 8:30 hasta las 20:00 horas; en otoño e invierno el cierre es a las 18:00 horas. Los autobuses C-32 y C-34 son los que debes tomar para llegar hasta su acceso y comenzar el tour.

 También se puede realizar una visita virtual a través del enlace https://www.alhambradegranada.org/es/info/palaciosnazaries.asp

Primera parada: El Mexuar

Deléitate en el Mexuar, sus estancias son diversas y han pasado por distintas reformas históricas, aunque la arquitectura predominante es nazarí, podrás observar algunas simbologías cristianas.

Esta es la zona más antigua de todo el conjunto palatino, en ella se realizaban las audiencias administrativas y de justicia, se estima que fue levantada antes del siglo XIII y reformada en el siglo siguiente.

Hallarás en sus paredes inscripciones sagradas en árabe, su patio servía de sala de espera y tiene una fuente que podrás admirar, atiende bien a las columnas y capiteles, son detalladamente especiales.

El llamado “Cuarto dorado” se encuentra lleno de elementos decorativos llamativos en los que sobresalen decoraciones de piñas y cenefas de cerámica; las pinturas góticas adornan sus paredes junto a las insignias y emblemas de los Reyes Católicos que recuerda quienes fueron los últimos en habitar el espacio.

Palacio de Comares: Segunda estación del tour

Este palacio fue construido entre 1314 y 1325, su parte principal era la sede del gobierno, mientras que sus patios eran recinto de organismos de justicia y administración imperial.

La fachada es digna de admiración, un abrebocas de lo que hallarás en su interior, la sala está en la planta baja, destacan en ella su bóveda y distintos yesos bien trabajados que la embellecen, las habitaciones alrededor también están decoradas con elegancia y esplendor.

En la planta alta se encuentran las habitaciones usadas para el descanso, en el tours podrás observar todo e incluso visitar el baño real.

Este palacio ostenta un gran patio central con pórticos hermosos, además tienen una alberca bordeada por una galería con habitaciones para el ocio, la vegetación plantada de arrayanes le da el nombre al patio, es un adorno natural bien pensado, y el arco en azul y dorado parece coronado por el cielo.

Otro lugar de interés en este palacio es el Salón de los Embajadores, embellecido con azulejos y techado en madera de forma impecable, creando una bóveda formada por más de 8.000 piezas de madera, habitaciones donde los visitantes quedan cautivados, y sus inigualables paredes decoradas con versículos del Corán.

Última parada: Palacio de los Leones

Podrás adentrarte en el Palacio de los Leones justo al salir del Comares, el Patio de los Leones es su centro y sin duda su atributo más destacado, bordeado por 4 salas a las que fluye un arroyo, se dice que la arquitectura de este palacio se basa en el Corán y los cuatro ríos del Paraíso descritos en él.

El arte nazarí más puro y expresivo da vida a este palacio, y las influencias cristianas se dejan ver también, se lucen en las 4 salas nombradas: Sala de los Mocárabes, donde se ubicaba la recepción; la Sala de los Abencerrajes, donde se ubicaba la habitación del sultán, la Sala de los Reyes era recinto de los eventos familiares y albergue de la bóveda central. 

 La siguiente sala a visitar es la de las Dos Hermanas donde dos laminas idénticas de mármol destacan en el piso, la última sala es la de los Ajimeces, de la que se desconoce su uso en tiempos del imperio musulmán, el tour cierra con la visita al mirador al salir de los Ajimeces. En todo el palacio hay zócalos, cúpulas, mocárabes; fuentecillas, capiteles, columnas de aspecto distintivo.

Llamado el Mirador de Lindaraja su poema te dejará tan cautivado como las vistas hacia la ciudad que este ofrece. 

Joyas de Granada: Generalife

Dentro de las joyas de Granada el Generalife es una de las más sobresalientes y mejor valoradas. Esta antigua villa rural de descanso, es un espacio lleno de maravillas, capaz de dejar encantados a quienes la visitan, y expectantes a los que aún no han tenido la oportunidad de recorrerla.

Te contamos todo sobre este lugar levantado a petición de los reyes nazaríes de Granada en tiempos del imperio musulmán, un espacio lleno de detalles arquitectónicos, vestigios históricos y naturaleza.

Un lugar cargado de historia y arquitectura que lo hacen único

El Generalife está situado en las cercanías de La Alhambra de Granada, fuera de sus murallas, su construcción está fechada en el siglo XIII, desde ese entonces adorna y destaca en la ladera del Cerro del Sol, el acceso era a través del Barranco Aikabia, ascendiendo desde río Darro.

Una villa para el descanso

Apodada como “La casa de la felicidad”, el Generalife fue construido a petición de los Reyes Nazaríes como una villa apartada para el descanso. 

Su aspecto rural se combina perfectamente con su ubicación, a lo que se une el uso de sus terrenos cercanos para labores agrícolas en sus propios huertos.

El lugar fue construido con los cánones del estilo árabe nazarí, la estructura completa tienen desde su levantamiento  distintas edificaciones, jardines, patios y una huerta, es una construcción netamente civil de arquitectura musulmana.

Un lugar bien cuidado

Se dice que la construcción se levantó a petición de Muhammad II, aunque esto no está comprobado; sin embargo los distintos detalles muestran gustos marcadamente diferentes atribuyendo a los sucesores de Muhammad II su incorporación.

En cuanto a los jardines su apariencia actual se debe a distintas remodelaciones, anteriormente se habían incorporado pinceladas del estilo italiano, tras un incendio en 1958, gran parte de estos resultaron dañados, pero contrario a atentar contra el recinto, resultaron beneficiosas para redescubrir el diseño original. 

El cuidado para preservar esta estructura en su forma original ha sido notablemente responsable, esto les ha valido ser reconocidos como Patrimonio de la Humanidad en el año 1984.

Los espacios del Generalife, ¿Qué ven los visitantes?

El Generalife tiene distintos lugares, cada está cargado de detalles maravillosos que complacen a sus visitantes.

Jardines Nuevos

Aunque estos fueron conformados en el siglo XX encajan bien con el diseño original, es un espacio con vasta vegetación que incluye plantas decorativas. Para su levantamiento se hizo un cuidadoso estudio de la vegetación que originalmente se ha registrado en el sitio, especies de flora autóctona de Granada y algunas que llegaron posteriormente como producto de los intercambios comerciales, solo fueron incluidas aquellas que sin dudas adornaron la vista de los nazaríes en sus días de descanso.

Las huertas son otra de las estructuras naturales que destacan en los jardines, están formadas por terrazas que son usadas desde el siglo XIV y están llenas de vegetación.

Patio del Ciprés de la Sultana

En el Patio del Ciprés de la Sultana los misterios de su apariencia combinan las doble galerías renacentistas con la arquitectura castiza y romántica, a estas se suman las leyendas que ponen el lugar con un sitio de encuentro idílico prohibido en tiempos del sultán. La vegetación adorna muy bien el lugar, dejando encantados a sus visitantes.

Patio de la Acequia

El Patio de la Acequia, es parte central de la estructura del Generalife, una verdadera representación de la arquitectura árabe, permitiendo disfrutar del característico marcaje o división en cuatro secciones; se observa la Acequia Real, encargada de distribuir agua a los demás patios y huertos.

Se pueden observar en él varios de los pórticos originales de la época nazarí, arcos, inscripciones en árabe y una fuente 

El Mirador

Garante de vistas privilegiadas, este mirador preserva gran parte de sus elementos decorativos, un lugar sencillo e íntimo cargado de sobriedad que se usaba para contemplar la ciudad y disfrutar del silencio o acompañarse de los sonidos tenues de la naturaleza.

Escalera del agua

Otro elemento deslumbrante es la escalera del agua, una singular estructura con descansillos circulares y fuentes, es capaz de relajar a cualquiera con la sinfonía de sonidos que produce el agua desplazándose por los pasamanos de ladrillos y tejas, esta escalera es el medio para llegar a los Jardines Altos de la Villa.

 ¿Cómo acceder al Generalife?

El acceso al Generalife es a través del Paseo de los Cipreses o de los Jardines Nuevos. El autobús C13 es el que cubre la ruta más cercana, varias son las estaciones que dan acceso rápido: Alhambra – Generalife 2, Paseo del Padre Manjón – Rey Chico, y Auditorio Manuel de Falla – Carmen de los Mártires. 

¿Cuáles son los horarios de visita al Generalife?

Hay opciones de visitas diurnas y nocturnas, el recinto está abierto de lunes a domingo, en primavera y verano el horario es desde las 8:30 hasta las 20:00 horas, mientras que en otoño e invierno el ingreso inicia a las 8:30  horas y el cierre se da a las 18:00 horas. 

¿Cuánto se paga por entrar a Generalife?

La entrada general cuesta 14€ y da acceso a todas las áreas de la Alhambra y Generalife, si se compra de forma individual, solo para visitar este último recinto, el costo de la entrada es de 7€. La boletería para la visita nocturna es de 5€.

Los tiquetes se pueden adquirir en el sitio o a través de compra online, con esta opción se paga un adicional de 0,42€.

2 Curiosidades de Generalife que debes conocer

  1. Una leyenda muy popular cuenta que en el Patio del Ciprés de la Sultana se daba un amorío nocturno entre la esposa de Boabdil con un caballero del clan de los Abencerrajes, al verse descubierto se desató un cruel enfrentamiento que terminó en tragedia y sangre derramada.
  2. En la primavera y el verano el olor de las flores de los jardines es acentuado, además del espectáculo visual, los visitantes pueden disfrutar esta experiencia adicional que agrada a los demás sentidos.

Sin duda Generalife es un espacio con todo  lo necesario para ser considerado una joya de  Granada.

Patrimonios de la Humanidad en Andalucía

Andalucía está llena de lugares maravillosos que la convierten en un verdadero cofre de tesoros que destacan por su valor cultural, educativo e histórico para la región y el resto del planeta, varios han sido declarados Patrimonio de la Humanidad, en este post te dejamos conocerlos.

Mezquita y Centro Histórico de Córdoba, la prueba viva de la pluralidad cultural

La Mezquita del Centro Histórico de Córdoba fue la primera en ser declarada Patrimonio de la Humanidad en Andalucía; el 9 de mayo de 1984 se dio el nombramiento por parte de la UNESCO. El Centro Histórico es considerado como una extensión de la Mezquita y ganó su distinción en octubre de 1994 como Patrimonio Mundial en 1994.

El legado cultural, histórico y educativo que estos sitios ofrecen es un privilegio para las generaciones actuales y futuras. La convergencia de las civilizaciones e imperios romano, árabe y cristiano que tuvo lugar en estos recintos, sigue siendo muestra importante del acervo cultural que enriquece la región y le sobreviven al paso del tiempo. 

La Alhambra, El Generalife y El Albaicín de Granada

Alhambra

El 2 de noviembre de 1984 La Alhambra con su singular belleza y monumentalidad, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad. Creada bajo el imperio musulmán es testigo material de la existencia del Al- Andalus y la riqueza cultural que aportó al mundo entero a través de su artes, política y suntuosidad.

El Generalife

El Generalife es parte de La Alhambra, y en la misma fecha que esta, obtuvo su mención como Patrimonio de la Humanidad. Este conjunto histórico y artístico es una villa rural de descanso con arquitectura detallada y sus jardines ornamentales de suma belleza, no solo recoge un estilo de construcción, sino que remarca el estilo de vida imperial del momento.

El Albaicín

El Albaicín fue declarado Patrimonio de la Humanidad el 17 de noviembre de 1994, se trata de un Barrio con un estilo arquitectónico hermoso, lleno de callejuelas empedradas y estrechas que comunicaba la ciudadela con sitios de interés. Siendo también parte de la Alhambra no podía ser distinto, su mirador brinda un verdadero espectáculo visual.

 Catedral, Alcázar y Archivo de Indias de Sevilla

Formando un conjunto arquitectónico tan monumental como la historia y cultura que envuelve Sevilla, estos tres elementos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad el 11 de diciembre de 1987. Son representativos y de clara referencia de la ciudad, sus huellas históricas y su legado tanto religioso como cultural desde el medioevo hasta nuestros días.

La Catedral es el templo gótico de mayor tamaño en toda Europa, luce una mezcla enriquecida con el renacimiento y pinceladas almohades, un lugar lleno de esculturas, pinturas y retablos que destacan el desarrollo del arte en Sevilla a gran magnitud. Su Torre con casi 100 metros de altura sin sumar el Giraldillo, es una de las más altas de España.

El Real Alcázar tiene un número significativo de palacios y palacetes, su arquitectura también se complementa de forma equilibrada y distintiva de los tiempos almohades. Sus  jardines renacentistas son bien definidos y detallados, con toques renacentistas, testimonio material de las culturas orientales y occidentales complementandose.

Por su parte el Archivo de Indias es un legado histórico de gran talante, representación de la administración política y territorial en el siglo XVI, albergue de la memoria histórica de Indias y las colonias españolas de Asia y América.

Parque Nacional de Doñana

El 17 de diciembre de 1994 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad el Parque Nacional de Doñana, un ejemplo singular de cómo la naturaleza y sus elementos vegetales y animales pueden destacar y ser prominentes. Es la reserva ecológica más grande de Europa.

Su importancia para el equilibrio de la biodiversidad se debe al pluralismo de ecosistema que contiene este parque natural de Huelva, lo conforman Dunas vivas, marisma y arenas estabilizadas.

Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica

El Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica fue declarado Patrimonio de la Humanidad el 2 de diciembre de 1998, está catalogado como el legado más fehaciente del hombre prehistórico y su comprobada existencia. 

Más de medio millón de estaciones de arte rupestre prehistórico, pinturas levantinas y naturalistas, arte narrativo, están contenidas en este espacio natural de gran tamaño, sitio de inigualable valor cultural y de promoción de la historia más antigua.

Conjuntos Monumentales Renacentistas de Úbeda y Baeza

Los Conjuntos Monumentales Renacentistas de Úbeda y Baeza fueron nombrados Patrimonios de la Humanidad el 23 de julio de 2003, ubicados en el centro histórico de Jaén,  estas edificaciones renacentistas tienen un alto significado histórico, arquitectónico y cultural; están llenos de trazados y construcciones que incluyen monumentos religiosos, edificaciones civiles y gubernamentales que jugaron un papel importante en su época, a la que se suma la particularidad de ser  blancos hermosos.

 Flamenco

El Flamenco es Andaluz, en todas ciudades se interpretan variaciones de este cante y toque al son de la guitarra y el zapateo que nació en Andalucía y se destaca en el mundo entero. La UNESCO lo declaró en el 2010 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, un honor bien merecido para este atractivo musical que ha dado cabida a la cultura turística flamenca.

Dólmenes de Antequera

La ciudad de Antequera abriga los Dólmenes que en el año 2016 se convirtieron en Patrimonio de la Humanidad, este impresionante conjunto megalítico es el primero en recibir el honor en toda Europa, una muestra prehistórica que combina la arquitectura más antigua con la naturaleza, está formado por los dólmenes Formado el Tholos de El Romeral, Menga y Viera, y los espacios naturales de La Peña de los Enamorados y el Torcal de Antequera. 

La Ciudad Califal de Medina Azahara

La Ciudad Califal de Medina Azahara fue declarada Patrimonio de la Mundial el 1 de julio de 2018, este yacimiento arqueológico de Córdoba es uno de los más recientes considerados por la UNESCO, albergue de las más ricas pruebas del paso de al-Andalus en el Califato de Córdoba, la cultura y el estilo arquitectónico de la época islámica perfectamente conservado.

La imponente Catedral de Cádiz

La Catedral de Cádiz es una imponente construcción con una carga histórica y cultural riquísima que mantiene interesados en visitarla a propios y extranjeros. Conocida por muchos como “La nueva Catedral” y cariñosamente apodada “La Santa Cruz sobre el mar” o “La Santa Cruz sobre las aguas” es uno de los lugares más importantes de la ciudad. 

Te contamos todo sobre este recinto religioso para que conozcas por qué se ha vuelto uno de los lugares de interés turístico y cultural más prominentes de la región europea y el mundo.

Los pasos en la historia que explican la apariencia de hoy

Diseñada originalmente para ser una muestra arquitectónica del ingenio español para las construcciones, la Catedral de Cádiz tardó más de un siglo en construirse por completo, habiendo iniciado las obras en 1722. Fue levantada sobre las ruinas de una antigua catedral gótica incendiada en 1596.

Durante ese tiempo de edificación, hubo una rotación notable de los encargados del proyecto, incidiendo notablemente en su apariencia actual donde convergen estilo y gustos diferentes arquitectónicos, que lejos de terminar disfrazando su apariencia, la enriquecieron notablemente. 

El Barroco fue el estilo original planteado en los planos de la Catedral de Cádiz, notorio en su planta y destacado en su interior, sus frisos son rococó, mientras que su segundo cuerpo, las torres, cúpulas y fachadas tienen estilo neoclásico, así como la mayoría de los retablos y el altar mayor.

Históricamente los cambios y reemplazos de proyecto se atribuyen al protagonismo  que tomó Cádiz al volverse un lugar de relevancia política, administrativa, comercial y gubernamental. 

Un espacio lleno de esplendor ¿Qué ver en la Catedral de Cádiz?

La estructura del templo es verdaderamente majestuosa, llena de detalles, con una distribución interior que la divide en tres naves con una planta en forma de cruz latina, a esta se suma una girola pentagonal, bóvedas vaídas, un altar elevado, una cripta  y su coro.

Exterior, la bienvenida perfecta

El Espacio exterior de la Catedral por sí mismo es una maravilla, va más allá de cubrir los tesoros que alberga en su interior este recinto, su portada principal de estilo barroco  se adorna con entramados convexos, las torres en la portada son un excelente observatorio de la ciudad.

Las cúpulas brindan al interior luz natural de alta calidad gracias a su diseño, el reloj y los campanarios son el complemento perfecto para embellecer el exterior de la Santa Cruz sobre las aguas.

Capillas donde la fe y el arte se hermanan

Son 16 capillas que posee esta la Santa Cruz sobre el mar, en cada una hay muestras artísticas importantes, capaces de dejar admirados a sus visitantes, a la par de avivar la fe de quienes asisten a ella por razones religiosas.

La primera Capilla es la de San Pedro, un retablo neoclásico de piedra blanca de Carlos Requejo es su elemento principal, la imagen de San Pedro hecha de mármol, obra de Esteban Fregoni, no deja apartar la mirada de su detallada apariencia, y las demás imágenes complementan la ornamenta del lugar. 

En la Capilla de San Sebastián el lienzo de su epónimo se destaca de forma fascinante, es una de las obras más importantes del Andrea Ansaldi, las imágenes de San Antonio de Padua y San Pascual destacan en los laterales.

Al ingresar en la Capilla de la Asunción el retablo de mármol es impresionante, al igual que la talla de esta virgen; mármol de colores variados revisten el lugar sin perder la sobriedad que merece, las imágenes de San Martín de la Asunción y San Fermín halladas acá son herencia rescatada de la vieja catedral. 

La Capilla de San Benito da la bienvenida con una pintura de su epónimo, se complementa con un lienzo en el que se destacan escenas de su vida, las tallas de la Virgen de la Esperanza y San Antonio son dignas de admiración y devoción mariana.

Dos lienzos del titular resultan piezas centrales de la Capilla de Santo Tomás de Villanueva, destacando en este espacio de la girola, las esculturas de Santa Clara, San Ferrando y un Cristo resucitado forman el complemento escultórico del recinto cristiano.

La Capilla del Sagrario está ubicada en el centro de la girola, destacan los relieves de los Padres de la Iglesia así como una pintura de la Inmaculada Concepción, distintas imágenes de santos y pinturas sobre la Virgen son parte de los elementos artísticos que embellecen esta capilla, una de las más llamativas.

Igualmente las otras capillas del Beato Diego, la Antigua del Sagrario, de San Juan Bautista de la Salle, San Pablo, Santo Ángel, San Servando y San Germán; Santa Teresa y San José del Corazón de Jesús y del Nazareno, están llenas de elementos religiosos que resaltan a sus titulares a la par de embellecer los recintos con pinturas, esculturas y retablos.

Coro y Cripta, dos complementos de gran valor 

El Coro está ubicado delante del Altar Mayor en la nave central, dos órganos de alto valor patrimonial así como sus sillas lo engalanan y sorprenden a los visitantes. El archivo musical propio de la Catedral es un rico tesoro artístico. 

La Cripta está bajo el altar mayor, destaca su bóveda plana, en ella están sepultados algunos obispos, sacerdotes y personajes destacados de la ciudad.

¿Cómo llegar a la Catedral de Cádiz?

El acceso a la Catedral de Cádiz es bastante fácil, puedes elegir entre ir en Autobús tomando el  2, el M-010, el M-041, el M-061 y el M-960, el acceso en tren a través del C1 o por vía marítima en el Ferry B-042

¿Cuándo se puede visitar la Catedral de Cádiz?

Las visitas son de lunes a sábados de 10:00 am hasta las 6:30 pm, los días domingos abre sus puertas a la 1:30 pm y cierra a las 6:30 pm, los festivos tienen horario reducido de 10:00 am hasta las 2:00pm.

¿Cuánto cuesta la entrada a la Nueva Catedral?

Las entradas generales cuestan 6€, pensionados y jubilados pagan 5€, los niños entran completamente gratis y hay descuentos para jubilados, pensionados, discapacitados y grupos. 

Los boletos se adquieren en la misma catedral o a través de las ventas online en la página web oficial del sitio.