noviembre 24, 2022
Sinagoga de Córdoba

Historia de la Sinagoga de Córdoba

La Sinagoga de Córdoba es la única construcción en su estilo en toda Andalucía. Edificada en los tiempos medievales, es ícono de la civilización judía en esta ciudad. 

Construida al estilo mudéjar hace más de 700 años, y conservada en excelente estado hasta nuestros días, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994. Es un recinto espectacular del que hay muchas historias que contar. ¡Disfruta la lectura!.

Los orígenes de la Sinagoga de Córdoba

La Sinagoga de Córdoba fue construida en el año 5075 del Calendario Judío, lo que deja datar su origen en el año 1315 del calendario gregoriano. La construcción se levantó a solicitud del Alarife Isaq Moheb, según la inscripción fundacional.

El recinto religioso fue utilizado de forma activa por los judíos de Córdoba desde su construcción, hasta 1492 cuando los Reyes Católicos en pleno ejercicio de su poder imperial dictaron el Edicto de Granada, un documento de carácter oficial que ordenaba el abandono de las tierras castellanas (en las que Córdoba estaba incluida), por todos los practicantes de judaísmo.

Edificio transformando tras ser abandonado

Tras el abandono de la Sinagoga, forzado por las órdenes de la corona, el templo fue puesto a disposición de las autoridades cordobeses, dictaron estas, que en él se crea el Hospital de Santa Quiteria, administrado por el Cabildo de Córdoba.

En el año 1588 el recinto sagrado que había sido convertido en un centro para la salud, pasó a ser una pequeña iglesia, nombrada como la Ermita de San Crispín y San Crispiniano. 

Dos siglos después se realizó una modificación de su estructura con la construcción de una bóveda en la sala de oración, tras ello se agregaron retablos, pinturas, murales y algunas imágenes escultóricas católicas. Finalizando el siglo XIX funcionó en el recinto una escuela de párvulos.

La aparición de la ficha de fundación

Luego de unos trabajos iniciados en 1876 para realizar reparaciones al recinto religioso, fue descubierta parte de una inscripción hebrea en el año 1884, al ser revisada por expertos en arqueología, se determinó que se trataba de la ficha fundacional de la Sinagoga de Córdoba. 

Tras el descubrimiento y la confirmación del hallazgo, el lugar fue cerrado y quedó protegido como Monumento Nacional, iniciando entonces el retiro cuidadoso de las imágenes, pinturas, retablos y demás elementos cristianos, para redescubrir los objetos y la estructura original de la sinagoga, dejando aparecer poco a poco elementos judíos pertenecientes a la construcción judia.

Los trabajos de restauración se fueron dando progresivamente, y el templo fue abierto de nuevo en el año 1985. Al ser parte del Centro Histórico de Córdoba, la Sinagoga fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1994. Aunque se daban por terminados los trabajos, una nueva restauración fue necesaria tres décadas después, llevando a cerrar la sinagoga en el año 2017. 

Los trabajos realizados incluyeron la colocación de nuevas ventanas, y la limpieza de ornatos de yeso que estaban cubiertos con cal y otros materiales de construcción, se mantienen funcionando desde octubre de 2018.

La Sinagoga de Córdoba hoy, lo que disfrutan los visitantes

Hoy en día la Sinagoga de Córdoba es uno de los lugares más visitados y atractivos para turistas, su carga histórica y cultural lo coloca como un sitio de alto interés para visitantes nacionales y extranjeros que se acercan a Andalucía; su apariencia original fue recuperada en su totalidad y no parece que por ella haya pasado algo más que el tiempo.

La entrada a la Sinagoga está en la fachada, se compone de una puerta y dos ventanas, al acceder al templo se observa el habitáculo y una escalera de que permite acceder a la galería de mujeres, si se va a esta, se puede apreciar sus arcos decorados, inscripciones en hebreo bastante llamativas y patrones geométricos marcados en ellos.

Quienes deciden no subir la escalera se encuentran con el Mikvé, donde se realizaban los rituales y baños de purificación, sus enormes pilas de cuerpo entero, aunque no son las originales, permiten la interpretación fiel de cómo funcionaba la sinagoga en sus tiempos de edificación.

La sala de oraciones es la más prominente de la sinagoga, en ella se sitúa el tabernáculo, es el lugar de mayor importancia religiosa, y finalmente el patio donde muros de elevada altura bordean el recinto, un lugar lleno de calma y apacibilidad.

¿Dónde queda la Sinagoga de Córdoba?

La Sinagoga de Córdoba está situada en la Avenida de Conde Vallellano, su ubicación privilegiada en la Calle Judíos bajo en número 20, da acceso rápido y seguro a los visitantes, además su aspecto llamativo hace inequivoco encontrarla.

¿Cuánto cuesta la entrada?

La entrada a la Sinagoga es gratuita para los residentes españoles y europeos, las personas de otros sitios deben cancelar 0,30 euros, realmente un valor bajo para el simbolismo e importancia del lugar. 

¿Cuáles son los horarios de visita a la sinagoga?

Los horarios de visita varían durante todo el año; desde el 16 de septiembre hasta el 15 de junio la entrada es a las 9:00 de la mañana y el cierre a las 7:00 de la noche; de martes a sábado; los domingos y festivos el cierre es a las 3:00 de la tarde.

Llegado el 16 de junio hasta el 15 de septiembre la entrada sigue siendo a las 9:00 de la mañana, pero el cierre es a las 3:00 de la tarde, de martes a domingo. Todos los lunes del año el lugar está cerrado para su mantenimiento.

La Sinagoga es un lugar cargado de historia que se cuenta muy bien a través de sus elementos, un espacio cultural importante que se relaciona con el valor de Córdoba y Andalucía como lugares de alta preferencia para el turismo.

Compartir
Dejar un comentario

Expreso del Sur